PASOS PARA CONTRATAR LOS SERVICIOS DE UN DETECTIVE PRIVADO

Contratar a un detective privado no es algo común. La mayoría de las personas creemos que jamás vamos a precisar de sus servicios, pero si llega ese formidable día, forma inesperada, se abre ante nosotros un enorme abismo de incertidumbres, porque ¿ahora que hacemos? Indudablemente, lo primero a lo que nos lanzamos es a buscar en Internet, donde supuestamente está todo.

En la internet nos encontramos con numerosos anuncios y webs de detectives profesionales autónomos y despachos de detectives privados que ofrecen sus diversos servicios de investigación: vigilancias, seguimientos, información, videovigilancias, grabaciones con cámaras ocultas y un largo etc. de inimaginables e incomprensibles servicios que favorecen todo tipo de dudas asalten nuestra mente ¿qué tipo de servicio necesitaré yo? ¿qué detective será mejor? ¿será legal la investigación? ¿el investigado me podrá denunciar luego por ponerle un detective que le investigue? ¿lo que le cuente y sobre todo mis datos será confidencial? ¿me cobrará por una consulta? ¿me aportara pruebas? ¿las podré aportar a un juicio? ¿cuánto me puede costar una investigación? ¿serán discretos a la hora de investigar o los detendran con las manos en la masa? ¿no será mejor mandar a un amigo o pariente a que realice el seguimiento? Dudas, dudas y más dudas.

PASOS PARA CONTRATAR LOS SERVICIOS DE UN DETECTIVE PRIVADO.
  1. Entrevista con el cliente: exposición del problema.
  2. Estudio del caso y elaboración de presupuesto sin coste alguno.
  3. Aceptación del presupuesto y firma del contrato de encargo profesional.
  4. Comienzo de la investigación: preparación del equipo operativo, disposición de los medios, definición de estrategias, etc..
  5. Desarrollo de la investigación: recopilación de pruebas.
  6. Fin de la investigación: emisión del informe y presentación de las conclusiones.
  7. Asesoramiento al cliente: ayuda en la toma de decisiones con base en los resultados obtenidos... Finalización del encargo.

Jarasa